Descubrí los secretos de la Productividad Cíclica


Las claves para organizarte según las transformaciones físicas y emocionales que experimentas a lo largo del mes.

Lily Yuste es experta  y referente en productividad para emprendedoras conscientes. Su historia comenzó en Italia, en un pequeño pueblo de la campiña toscana. Ahí fue educada en una cultura patriarcal que no alentaba su independencia. A pesar de su disconformidad (por no poder desarrollar todo su potencial), toleró esa situación. Sin embargo, no fue hasta después de vivir una dura experiencia emocional, que decidió hacer un corte de raíz.

En 2004, se mudó a España para reinventarse: “Me convertí en madre soltera y mi hija, y su hermano dos años después, me dieron la fuerza de recomponerme… de seguir viviendo”.

En 2012, empezó su aventura en el mundo online y nunca se detuvo. Es fundadora de Emprendedora Consciente y creadora del Sistema Potenciador de las Habilidades Femeninas de la Mujer Emprendedora. También, está titulada en Principios de Coaching e Inteligencia Emocional y es Terapeuta Menstrual.

En esta entrevista, le preguntamos sobre su método de productividad cíclica, para mujeres que quieren producir de manera organizada, cansándose menos y  a partir del respeto por su propio universo interno.

En palabras de Lily: “Es un método de organización que respeta nuestros ritmos de mujer y nos permite hacer cada tarea en el momento en que mejor se nos da y/o con el enfoque adecuado a nuestro estado físico y emocional.

¿Es muy difícil de aprender?

No se trata de aprender nada, ni de entender nada, sino de sacar a luz las habilidades femeninas que tenemos escondidas y que no nos permitimos desarrollar si seguimos una organización normal, lineal y socialmente “bien vista”, pero que a las mujeres nos cuesta. Eso nos carga con ansiedad y culpa por no hacer suficiente. La productividad cíclica propone organizarte según las transformaciones físicas y emocionales que experimentas a lo largo del mes, debidas a los cambios hormonales.

¿Cuáles son los beneficios de conectar con nuestra parte femenina en cuanto al balance entre los momentos de trabajo y los de descanso o tiempo libre?

Organizarnos en base a nuestra ciclicidad porque nos da las pautas de cómo hacemos cada tarea en los diferentes momentos. Por ejemplo, en la fase menstrual trabajarás menos, en tareas más internas, y en tu tiempo libre preferirás descansar y/o concederte unos mimos (baño caliente, meditación, paseo…) mientras en la fase preovulatoria, la semana después de la menstruación, trabajarás más, en tareas que requieren concentración, y en tu tiempo libre preferirás salir con las amigas. En definitiva, siguiendo este modelo de organización, enfocaremos cada tarea del trabajo y de los períodos de descanso en base a las habilidades femeninas de la fase que atravesamos.

Una mujer que todavía no puede, o no quiere,  abandonar la relación laboral de dependencia ¿De qué modo podría aplicar este conocimiento? ¿Es incompatible la productividad cíclica con esas situaciones?

No, no es incompatible, las mujeres que trabajan en relación de dependencia, que tienen que hacer la misma tarea en cada fase, pueden enfocar esa labor en base a las características de la fase en la que están.

Sería muy beneficioso si pudieran tomarse por lo menos un día de baja en la fase menstrual para descansar: solo un dato, Japón contempla la baja por menstruación desde 1947.

¿Cómo podemos aprovechar cada una de las fases del ciclo menstrual para alcanzar mayor efectividad en nuestras labores?

Simplemente, conociendo las características de cada fase y organizando nuestro trabajo en base a ellas. Esto significa que produciremos más en menos tiempo de trabajo.

Te pongo algunos ejemplos:

  • Fase menstrual: fijar metas → objetivos → acciones específicas para llevarlas a cabo, base teórica previa al trabajo práctico de todo el mes siguiente. Además, si descansamos lo que nos pide el cuerpo, dos o tres días, estaremos mucho menos cansadas el resto del mes.
  • Fase preovulatoria: planificar el trabajo del mes, hacer tareas pendientes y revisar detalles financieros.
  • Fase ovulatoria: comunicar, enseñar y asistir a eventos.
  • Fase premenstrual: crear, minimizar y revisar.

¿En cuánto tiempo se logra crear el hábito de la productividad cíclica?

Gracias al esquema que he creado, que me ha llevado años de trabajo, puedes empezar a usar la productividad cíclica desde el mismo día en que la conoces, instaurar el hábito puede llevar entre dos y tres meses, aunque aconsejo seguir el método por un año para descubrir todas las diferencias debidas a las estaciones.

¿Qué te cuentan las mujeres que ya están implementando este conocimiento?

La frase más recurrente es “¿Qué he hecho hasta hoy?”. Me dicen que se sienten mejor con ellas mismas, que son mucho más productivas, que por fin se entienden y aprovechan todas sus habilidades. En mi página, emprendedoraconsciente.com hay muchos testimonios.

Las mujeres interesadas en profundizar en este tema ¿Cómo pueden acceder a tu material?

Desde productividadciclica.com pueden descargar de manera gratuita el ebook “Potencia tu Productividad Femenina” con las bases del método, los esquemas para identificar la fase —y aprovecharla tanto en lo personal como en lo laboral— y la rueda lunar para convertir el método en un hábito.

Mirala
About the author/Acerca del autor/a

Mirala

Team work, desde 2010 trabajando con amor por lo que hacemos



Sin Comentarios

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior ¿Por qué comemos?
Proximo ¿Qué comer después de los 50?