Protegé tu pelo del verano sin gastar de más


El sol, el frío, las coloraciones, los alisados y demás procesos a los que el cabello es sometido por el dictamen de la moda, son agentes de los que hay que resguardarlo. Y eso es más fácil de lo que pensamos.

Si el pelo se maltrata a lo largo del tiempo, se produce el resecamiento gradual de la cutícula del tallo capilar, queda expuesta la corteza y se degrada paulatinamente: por eso se ve quebradizo y aparecen las puntas abiertas.

Existen distintos tipos de daño capilar:

Por químicos

Las tinturas, las permanentes y los alisados. Estos dos últimos son procesos que pueden dañar el cabello y cambiar su forma a través de los agentes presentes en su contenido, que  rompen los enlaces disulfuro del cabello, que se neutraliza y toma una nueva forma. Las tinturas también modifican el cabello al penetrar en la cutícula para ingresar en la corteza.

Por el sol

La luz del sol es esencial para la vida, pero también puede eliminar por completo la del cabello. Si la decoloración perjudica a la cutícula, los rayos UV la afectan de modo similar. Podría romper la proteína de la queratina del cabello y dar como resultado mechones decolorados y sequedad, algo especialmente problemático para los cabellos teñidos.

Por el deterioro diario

Por naturaleza, el pelo es muy fuerte (una hebra de cabello humano es comparable al acero) y puede tolerar los abusos de los peinados. Sin embargo, es posible que se llegue a dañar por el cepillado y peinado demasiado enérgico, especialmente si está mojado o enredado. El calor es una fuente de sequedad, le quita la humedad.

¿Qué se recomienda?

Es más fácil proteger el cabello antes de que se estropee, que tratarlo una vez dañado. Lamentablemente, una vez que se deteriora la cutícula, esta no puede repararse por completo. Se aconseja:

  • El uso de acondicionador. La estructura interna de los cabellos depende de los enlaces de azufre fuertes y los enlaces de hidrógeno más débiles. Si no tiene suficiente humedad, la cantidad de enlaces de hidrógeno puede reducirse. Los acondicionadores permiten la restauración de los enlaces. Los componentes de los acondicionadores son: alcoholes grasos, ceramidas, magnesio, tocotrienol (más antioxidante que la vitamina E), entre otros.
  • Minimizar el uso de calor en el cabello. Regular las herramientas de peinado a temperaturas más bajas.
  • Usar acondicionadores y coloraciones que contengan fórmulas protectoras de la fibra capilar.
  • Proteger el cabello de la exposición excesiva al sol por medio de sombreros, gorras o pañuelos.
  • Lavar inmediatamente el cabello al salir de la pileta o el mar.
Maria Elvira - M.P 7973
About the author/Acerca del autor/a

Maria Elvira - M.P 7973

REDACTORA INVITADA
María Elvira Mercuri es farmacéutica, ex presidenta del Colegio de Farmacéuticos de General Alvarado y ex docente. Aunque, en realidad, sigue haciendo docencia cada vez que atiende a la gente que la consulta o cuando escribe artículos para un público más amplio que necesita información actualizada y de calidad sobre temas de salud. María Elvira es columnista de Mírala desde el primer número de la edición impresa y es también una de las profesionales más respetadas y queridas de Miramar.



Sin Comentarios

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior Hoy empieza el festival “Miramar me enCanta 2018”
Proximo Milo Lockett en Miramar