La meditación no solo relaja, también modifica el cerebro


Entre los efectos de la meditación se encuentran los inmediatos (como la disminución de la ansiedad, el  aumento de la concentración, entre otros) y también los que son capaces de generar cambios medibles en el cerebro si se realiza diariamente. Un estudio que avala esta afirmación fue el realizado en 2011 por un equipo de psiquiatras del Hospital General de Massachusetts.

Las conclusiones, publicadas en Psychiatry Research, indican que la práctica de un programa de meditación durante ocho semanas puede provocar cambios considerables en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés.

Aunque la meditación está asociada a una sensación de tranquilidad y relajación física, los médicos han afirmado durante mucho tiempo que también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día. El hallazgo de esta investigación fue demostrar que los cambios en la estructura del cerebro pueden estar detrás de esos beneficios y que la gente no se siente mejor solo por haberse relajado.

El estudio

Los científicos tomaron imágenes por resonancia magnética de la estructura cerebral de 16 voluntarios dos semanas antes y dos después de realizar un curso de meditación de ocho semanas, un programa para reducir el estrés coordinado por la Universidad de Massachusetts. Además de las reuniones semanales, que incluían la práctica de la meditación consciente, los voluntarios recibieron unas grabaciones de audio para seguir con sus ejercicios en casa.

Los participantes en el grupo de meditación realizaron 27 minutos de práctica diaria. Sus respuestas a un cuestionario médico señalaron mejoras considerables en comparación con las respuestas que habían dado antes del curso. El análisis de las imágenes por resonancia magnética encontró un incremento de la densidad de materia gris en el hipocampo, una zona del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Además, se descubrió una disminución de densidad en la amígdala cerebral, un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales, lo que está relacionado con una disminución el estrés. Ninguno de estos cambios fue observado en el grupo de control formado por otros voluntarios, lo que demuestra que no fueron resultado único del paso del tiempo.

«Es fascinante ver la plasticidad del cerebro y cómo, mediante la práctica de la meditación, podemos jugar un papel activo en su transformación y aumentar nuestro bienestar y calidad de vida», señaló la investigadora  Britta Hölzel, quien informó además, que otros estudios en diferentes poblaciones de pacientes demostraron que la meditación puede mejorar significativamente una variedad de síntomas.

Meditación: cómo entrenar la mente de mono- Mingyur Rinpoche [sub. español]

Mirala
About the author/Acerca del autor/a

Mirala

Team work, desde 2010 trabajando con amor por lo que hacemos



Sin Comentarios

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior La tarta de peras más fácil y rica del mundo
Proximo Abortos espontáneos recurrentes ¿cómo se sigue adelante?