Las mejores alternativas cuando no hay tiempo de cocinar


La licenciada en Nutrición, Belén Pires (M.P 3163), nos asesora para que aprendamos a mantener una alimentación saludable,  aun cuando no tenemos tiempo de ponernos a cocinar.

¿Qué es una alimentación saludable?

Una alimentación saludable es la que, además de brindar placer, aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana.

Es necesario saber que los alimentos que elegimos para nuestra dieta influyen significativamente en nuestra calidad de vida. Realizar una selección consciente de lo que comemos es un gran paso para mantener una buena salud.

¿Qué podemos hacer si no tenemos tiempo de preparar comida casera?

Las ocupaciones diarias nos llevan a no disponer del tiempo necesario para elaborar comidas saludables y como sabemos, la mayoría de nosotros terminamos cocinando “lo más fácil y rápido”. Para evitarlo, podemos aplicar algunos tips:  

  • Consumir caldo o sopa (de vegetales frescos) antes de cada comida. Atención: evitar sopitas listas para usar o caldos concentrados, ya que poseen alto contenido de sodio, y además, porque siempre debe priorizarse lo fresco.
  • Conservar verduras en escabeche (utilizando poco aceite) para consumir junto con carnes, ensaladas, etc.
  • Hacer preparaciones en wok, o revueltos, donde se combinen vegetales de diferentes colores (vitaminas y minerales) y carnes (proteínas) sin utilizar materia grasa para su cocción. Es fácil y rápido de preparar.
  • Los alimentos congelados son una buena opción. Hay que tener en cuenta lo siguiente:
  • Para congelar las verduras hay que hervirlas o hacerlas al vapor.
  • Hay que blanquear las verduras antes de congelarlas para conservar su aroma y aporte vitamínico. Esto se hace sumergiéndolas unos minutos en agua hirviendo.
  • Las verduras frescas no se deben congelar.
  • Se puede congelar: pan, pizza, brócoli (cocinada), zanahoria (cocinada), ciruelas, carne vacuna, pollo, pescado y sopa.
  • Hacer grandes cantidades de comidas para luego freezar porciones o para calentar en otra oportunidad, siempre conservando en frío los alimentos.
Mirala
About the author/Acerca del autor/a

Mirala

Team work, desde 2010 trabajando con amor por lo que hacemos



Sin Comentarios

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anterior Por fin, alguien que explica qué pasa después de los 50
Proximo Koko, la gorila que sorprendió al mundo